sábado, 24 de junio de 2017

Entrevista a Diego López: Pánico a la maldita herencia de un buque perverso


-Hola Diego, puedes presentarte tú mismo

-Bien, me presento yo mismo... Soy Diego López, estamos aquí por la realización del documental Herederos de la bestia codirigido por David Pizarro y un servidor. Juntos, realizamos también el documental Los perversos rostros de Víctor Israel en el año 2010. Posteriormente estuvimos escribiendo durante dos años y medio, aproximadamente, el libro Silencios de pánico: historia del cine fantástico y de terror español, abarcado desde 1897; casi desde los orígenes del cine hasta el año 2010, donde quisimos cerrar nuestra visión del género fantástico y de terror español. El libro acabó publicándose en 2013. Esta relación profesional con David la considero prácticamente un hobby ya que siempre nos han gustado este tipo de cosas: libros, documentales... Nos une también una relación muy estrecha en el ámbito del fanzine, él publicaba el Diabólik hasta hace unos años y yo he continuado con El Buque Maldito desde el año 2004 hasta la actualidad, con veintiséis números publicados. Por otro lado está el Festival de Sitges, en el cual estoy de programador de la sección brigadoon desde el año 2010 y también en el comité de selección del festival.

-¿Qué tal ha sido la acogida de este nuevo documental Herederos de la Bestia?

-Creo que, en general, ha sido muy buena desde su presentación el año pasado en Sitges. Contamos con la presencia de Terele Pávez, que le entregamos desde el certamen el premio Nosferatu. Y la vedad es que estoy muy contento. He tenido la oportunidad de estar en muchos de los certámenes dónde se ha proyectado. A nivel internacional pude viajar a Buenos Aires, al Ventana Sur; y fue muy bonito ver la pasión que hay en Latinoamérica por la película y por la figura de Álex. Y a nivel nacional también ha funcionado muy bien en diversos festivales, incluso fuimos premiados como mejor documental en el Paura de Valencia.
Las críticas hasta ahora han sido muy positivas y el trabajo en general ha gustado. Hay también una conexión muy rápida con una película casi esencial y necesaria en cine fantástico de este país; y bien, nosotros muy contentos con la pieza. La vamos viendo en los diversos pases y vemos que hay una buena historia, hay un contenido interesante bajo mi punto de vista y desde mi humilde opinión como director. Hay algo ahí... una explicación de una película: porqué se genera esa película, qué conlleva para una nueva generación de realizadores. Así que, contentos por las criticas publicadas y por la opinión de la gente que ha tenido la oportunidad de verlo. Quizás la semana que viene sea el "examen final" ya que se va hacer una proyección en Filmoteca Vasca, en San Sebastián, con la presencia de Álex. Hemos estado reteniendo el visionado para un preestreno en Madrid ya que la mayoría de los implicados en el documental ellos residen allí. Desde Álex, Terele, Nathalie Seseña... prácticamente todo el equipo. Pero parece que el examen llega antes, ya que en la charla va a estar Guerricaechebarría, el guionista habitual de Álex; el propio Álex; Flavio, el director de fotografía de El día de la bestia y yo, hablando de la peli, del documental. Será un día bastante importante, el momento que Álex vea el documental.

-¿El estreno oficial parece que va a ser también en Madrid?

-Sí, ya hay fecha de estreno gracias a La Aventura (La Aventura Audiovisual). En estos últimos tiempos están haciendo una gran labor de distribución con la adquisición de mucho cine de terror internacional. Películas excepcionales como puedan ser The Wailing o La doncella. Una labor extraordinaria con el estreno de forma limitada a nivel nacional y, lógicamente, en formato doméstico: DVD, BR o VOD. Y bueno, desde el primer momento les encantó el documental, estaban muy interesados e iban viendo todo el proceso. Así que el 5 de Mayo lo estrenan en Madrid, Barcelona y alguna ciudad más. Pero bueno, es un logro... después de todo el trabajo de estos dos años y de su paso por festivales, por fin ves ya el momento de su estreno y su posterior salida en DVD. A ver qué sucede a partir de ahí. Ya sólo con el circuito de festivales está siendo muy chulo.

-El equipo técnico es el mismo que participó en Los perversos rostros de Víctor Israel, no?

Rodaje de Los perversos rostros de Víctor Israel

-Sí, correcto. Me preguntaban hace poco en un pase por la estética del documental y todo eso: “tendría que ser muy caro, ¿no? ”... y la verdad es que no ha sido un documental caro. Ha sido una cuestión de ponernos a la obra otra vez el mismo equipo: David Pizarro y yo a la dirección, y Albert en plan multitareas como operador de cámara, director de foto, etc. Como ya hicimos en Los perversos rostros... compartimos los tres todas las tareas. En éste se añade Xevi, lo cual nos permitió tener un poco más definidas esas parcelas y tener una mejor constancia en las tareas asignadas. Pero sí, prácticamente volvemos a repetir los tres. No estábamos cerrados a nada, si entraba alguien o había algún canal, ya que desde un primer momento había algún canal de televisión que estaba interesado, pues perfecto. Pero era una cosa que íbamos a hacer nosotros sí o sí. Es lo que hicimos. Teníamos las ganas, los contactos, la relación con mucha gente de la película y fuimos a por ello.

-Háblanos un poco de su estreno en Sitges

-Muy bonito, fue como jugar en casa. Es un festival en el que estoy involucrado cada día. Era un sesión especial por la visita de Terele y a Ángel y a Mike (director y subdirector de Sitges) les había gustado mucho... así que se decidió hacer este pase.
Terele quedó encantada, comentó que le vinieron un montón de recuerdos del rodaje y el público lo pasó muy bien. Como te decía jugábamos en casa y la afición estaba ya entregada. Hubieron cosas que me llamaron la atención del pase como fue el punto de humor. Yo nunca veía que el documental tuviese tanta pincelada de risa... Alguna gente no paraba de reírse con las declaraciones de Santiago Segura, de Wyoming o de César Strawberry. En cambio, en otros festivales la gente no se ha reído tanto. Es un poco extraño, en Valencia sí recuerdo que la gente se riese pero luego en Málaga no. Vas viendo los festivales y te das cuenta de los diferentes públicos. Está bien estar presente, charlar un poco y descubrir cosas nuevas y diferentes ópticas de la relación público-proyección.
Diego, Terele y David durante la presentación en Sitges
-Vayamos al origen, coméntame cómo surge la idea de hacer esta obra, cómo repartís las tareas de este productivo binomio (López-Pizarro)

-Teníamos ideas en la cabeza de recuperar el formato documental. Alberto nos había "insistido", "presionado" para hacer algo nuevo y en ese “batiburillo” de ideas siempre aparecía El día de la Bestia.
Partíamos siempre del ideal del libro que habíamos escrito, era continuar con esta pasión que tenemos David y yo por el cine fantástico y de terror español. Todas estas cosas, el libro, los documentales, eran muy naturales... es con lo que has crecido, lo que te ha gustado y sigues viendo, investigado y leyendo. Y en todo aquello que pensábamos siempre estaba El día de la bestia, teniendo siempre muy claro que EDDLB había marcado un antes y un después para la cinematografía española. Estaban unos 80's que habían sido un declive, llegaban unos 90's que aquello empezaba a coger fuerza y de hecho, cogía fuerza gracias a Álex que había hecho Mirindas, Acción Mutante y más tarde El día de la bestia, que fue todo un pelotazo. Una peli que de repente volvió a unificar público y taquilla, algo que se había perdido en el cine. Y, sobre todo, recuperó el género fantástico y de terror. Un género tan debilitado en aquellos años por diferentes causas, entre ellas probablemente por la ley Miró.
Al final lo teníamos claro: “Lo que nos apetece hacer y queremos hacer, es algo de EDDLB, una peli que a todos nos apasiona”. Así que fuimos a por ello. Le dimos un par de vueltas a nivel de guión para comentar un poco la jugada y ver por dónde la queríamos llevar, qué queremos mostrar, etc... y sobretodo preguntar a Álex qué le parecía todo esto. Esto era vital, que Álex de su opinión. La llamada de Álex fue genial y dijo: “ de puta madre, adelante con el proyecto,
Si necesitáis cualquier cosa os echo un cable... “ Y así fue. Ha estado ahí siempre dispuesto, y es de agradecer que estuviese conectado en todo momento al documental sabiendo todo el trabajo que tiene como director, productor y persona ultrasolicitada, etc. Una vez puesto todo sobre la mesa era una cuestión de preparar las entrevistas, ya no sólo del núcleo de la película, sino de gente como Pablo Berger o Enrique Urbizu y todas aquellas personas que empiezan a trabajar con él en Euskadi y luego viajarán a Madrid; Ángel Salas, director de Sitges; la voz de Quim Casas, cómo crítico cinematográfico; y por último la generación que llega tras EDDLB y ven que hay un camino más allá del corto, esa generación del los 90 con Jaume, Paco y Nacho Cerdá. Una generación que seguía una senda que Álex había abierto y que luego en los 2000 cosechó un montón de éxitos como Rec, El orfanato, Los Cronocrímenes, etc. Era vital mostrar que hay un antes y un después en la cinematografía española y eso lo marca El día de la bestia y la figura de Álex De la Iglesia.
Álex es un autor en toda regla. Siempre que se habla de autor echamos la vista a otro tipo de cine pero él ha demostrado que tiene un estilo propio. Si ves una película o un fotograma suyo es totalmente reconocible, hay unos patrones que siempre están ahí presentes: cómo juega con las alturas, con la televisión, cómo maneja a los actores en películas como La Comunidad o El Bar...

-No he podido verla todavía

-Pues coge a los ocho actores: Terele, Secun, Blanca, etc... Los tiene ahí retenidos, juega con ellos como quiere, los domina y los utiliza. Es un autor sin ningún tipo de duda. Además es un director que se ha movido por todos lo géneros: Terror, comedia, drama, thriller, western...

-800 balas es un claro homenaje a la industria cinematográfica en España

-Sí claro. El ha declarado un montón de veces que el no es un gran amante del western. Le interesaba más narrar ese viaje que el hace allí y esos personajes que conoce, personajes que malviven durmiendo en la antigua celda, los que se dedican a traficar con chocolate que venden a los turistas... Eso es lo que le apetecía mostrar y lo hizo muy bien. Aparte de contar con una Carmen Maura y un Sancho Gracia explendidos. El Bar es un ejemplo claro donde unifica géneros como el drama, comedia, thriller... Todo muy trepidante, ya verás cuando tengas oportunidad de verla. Demuestra que un autor no tiene porqué centrarse exclusivamente en un género.

-En tu anterior documental Los perversos rostros de Víctor Israel, mostrabas esa industria cinematográfica anterior a ese punto de inflexión que marca Álex. ¿Quizás podamos hablar de una trilogía sobre el pasado, presente y futuro del fantaterror español?

José María Soler Vilanova
 aka 
Víctor Israel
-En Los perversos rostros... el tema era homenajear a Víctor Israel y situar los géneros de época. Podíamos hablar del western, de la comedia, del cine erótico, del terror. Nos dejaba todos esos registros y así estructuramos el documental, íbamos por géneros. Víctor Israel hizo casi 200 películas, había trabajado con multitud de directores y las pautas de esos géneros y esas décadas nos dejaba mostrar su trabajo como actor y a la vez explicar unas dinámicas de industria que desaparecieron en los años ochenta en España. Y eso era interesante, más allá del propio Víctor, poder ver una evolución con todos esos actores, productores, directores y actrices. Y con todos ellos hacer ese barrido, desde sus inicios en los 60 hasta el año 2005, que rueda su última película con Ignasi Ferré: Sitges-Nagasaki. Nos daba todo ese abanico hablar del actor y de los géneros. También era un homenaje a Víctor y a toda aquella escuela de actores, directores y actrices que hicieron grande el cine en este país.

-Recuerdo las publicaciones de los 90 y apenas se trataba el fantaterror español. Había mucho ultragore alemán, mucho giallo y terror italiano pero, a excepción de alguna reseña a Jess Franco o Naschy... nasti de plasti. Sin embargo los fanzines ingleses y americanos sí que se fascinaban con nuestro cine. Quizás les resultase éxotico. No será hasta la entrada del nuevo milenio que, fanzines como El Buque Maldito o Exhumed iniciasen un interés por el fantaterror español.

El objeto de la discordia
-Sí que es verdad que los años noventa fueron un maltrato absoluto para cine de terror español. Yo recuerdo que en el año 1996 se hizo en Sitges una retrospectiva de más de una treintena de películas. Fue un momento increíble, disfrutar de todas esas pelis en 35mm que eran imposibles de ver. Recordemos que eran los tiempos del vhs y muchas no se habían editado o estaban mal editadas y eran muy difíciles de conseguir. Y había un libro escrito por Marcos Ordóñez donde literalmente "fusila" todo el cine fantástico y de terror y crea un conflicto bastante heavy... Justo en una mesa como ésta, estaban Marcos Ordóñez, Paul Naschy, Jordi Grau y Eugenio Martín hablando sobre esta retrospectiva del cine español y de un libro que se ha "cepillado" todas éstas películas...fue un momento muy polémico y muy tenso.
Un claro ejemplo de
la fama de Naschy
 
Es verdad que los noventa no fueron agraciados para cine fantástico español ni para todos sus autores. Los grandes críticos de la época no tenían ganas de reivindicar ese cine y se maltrató. Era un cine que se había hecho aquí, no les gustaba y mucha gente se vio en el derecho de menospreciar todas esas películas, actores, etc. Y sí, tienes razón, no será hasta bien entrados los dos mil para percatarse de lo que se había hecho aquí. Está claro que afuera, desde hace mucho tiempo, la gente ya veía con otros ojos este cine... la figura de Jesús Franco, Amando de Ossorio, Paul Naschy. Naschy llevaba años viajando con mucho éxito a convenciones en Estados Unidos, Alemania o Inglaterra, países donde había mucho material editado en vídeo. Y aquí era puro desinterés por el cine de los setenta; "Sí hombre, una peli de esas que sale el hombre lobo peleando con un Yeti en las nieves del Tibidabo" Esto lo he oído yo decir no hace mucho tiempo y por gente muy introducida en el cine. Pues bien... si tenéis una visión tan simplona de todo aquello que se hizo, allá vosotros.

Sí que es verdad que pasamos de un maltrato a una reivindicación necesaria. Para mi era un cine que me tenía fascinado. Me marcaron aquellas fotos de la colección Salvat que vi de crio de pelis como ¿Quién puede matar a un niño?, de La semana del Asesino, de Waldemar Daninsky... Hostia, yo quería ver esto y saber más sobre esos extraños templarios y empecé a indagar sobre ellas. El fanzine nace un poco de eso, el propio nombre El Buque Maldito era una reivindicación de todo ello, un claro homenaje a la peli de Ossorio. Está bien que el paso de los años haya puesto a todas esas películas en su sitio y la gente empiece a valorar películas con La semana de asesino de Eloy De la Iglesia, que es una de las mejores películas que se hicieron. La verdad es que ha costado pero el empeño de fanzines, de libros, de fans, de blogs, etc. han podido ponerlo en el sitio que se merece. Hay un punto muy importante ya entrados en el s.XXI cuando se premia en Sitges la figura de Naschy marca un antes y un después. También todas aquellas primeras ediciones de la colección en DVD de películas como La Maldición de la Bestia, Exorcismo, El espanto surge de la tumba permitió a un montón de gente que no las había visto poder decir "Hostias, este es cine que se hacía aquí en los 70 y 80". Se hicieron pelis buenas, pelis malas... Evidentemente no todas fueron buenas pero bueno, forma parte de nuestro cine y está bien que la gente todavía las tenga en mente, pueda hablar de ellas, escribir sobre ellas y que se pueda continuar escribiendo.

-¿Con qué publicaciones te nutrías tú en tu juventud?

La verdad es que me acerqué desde muy crío. Ya te he comentado que la colección de cine de Salvat fue vital, no fue ninguna peli o ir al cine. Abrir aquellos tomos y ver los templarios de Ossorio o aquella escena de los niños con un adulto ensangrentado a modo de piñata de ¿Quién puede matar a un niño?... "¿Esto qué es? ¿Qué pelis son estas?" Pensaba. Recuerdo una imagen muy impactante de Vicente Parra de La semana del asesino. De Pánico en el Transiberiano también habían fotos. En cuanto a fanzines recuerdo como todos el 2000 Maníacos, Zineshock, Xacatrax. También todos aquellos catálogos como Catalogo-re, que creo hacía Sergio Blasco, el Porlacara de Kikol y Jorge, y sobretodo Imagen Death que creo que fue el primero que empezó a moverse por todo el país con un montón de películas italianas. Todo eso fue nuestro instituto, era lo que teníamos, no había nada más... algún libro, eso sí, como Pantalla de sangre, Jesús Palacios y su Goremania, el Deep Red de Chas Balum [DEP].
Gracias a ellos podíamos descubrir pelis y cineastas como José Mojica Marins. La primera vez que tuve la la oportunidad de ver A medianoche me llevaré su alma y ver aquellas fotos era como... "Joder, quién es tío con estas uñas?" ... y costó mucho, no voy a decir que llegó a ser obsesivo el poder de una peli de M. Marins... pero costó mucho poder acceder a un vhs. La verdad es que la figura de Mojica cuesta mucho que salga de Brasil. Hasta los años 90 no termina de despegar a ningún lugar del mundo. Hasta que Something Weird Video (Usa) empieza a comprar todas esas pelis en los 90, unos 30 años después de que Mojica empezase su carrera en los 60.

-En USA es conocido como Coffin Joe..

Diego López junto a Mojica Marins
-Sí o Zé do Caixaõ. En el 76, creo recordar, vino a Sitges con una especie de guardaspaldas que se llamaba Satán (risas) y hay fotos maravillosas de esos años en Sitges con Satán y Mojica Marins por el pueblo. Incluso hay un vídeo del NODO... No, miento, no es del NODO, es de un documental que se llama Maldito, de los que escribieron el libro (André Barcinski e Ivan Finotti) sobre Mojica Marins. Yo he visto el documental pero nunca les he preguntado a ellos si esa fue la primera vez que él salió de Brasil, posiblemente acompañado de un equipo de televisión. Los sacan paseando por el cine Retiro y luego aparecen en un tablao flamenco...y luego en La Monumental! [risas]. Toros, flamenco y cine de terror, es maravilloso!!!. Lo curioso es que se tuvo que joder un brazo porque hay imágenes de él con toda su vestimenta y luego hay otras con el brazo en cabestrillo. Mira que las veces que estado con él no le he preguntado. Luego volvería en el año 97 a Sitges, pero la verdad es
que costó mucho ver sus pelis. La verdad es que eran otros tiempos, y al menos, los que vivíamos en Barcelona éramos unos afortunados de disponer de un "templo" como fue Gorgon Video, donde estaban muchas de esas pelis que aparecían en los fanzines; carísimas, todo hay que decirlo... Lo siento por Mike y Jesús si leen esto [risas]. Es lo que había... había que pagar la importación. Al final fue todo eso; las tiendas, los fanzines, la gente que tenía ganas de hacer cosas, los intercambios... y sobretodo Sitges. Un festival que teníamos en la puerta de casa y nos descubrió todo ese cine y a sus protagonistas. Si lo anterior era el "instituto", Sitges era la "universidad". Poder ver, nada menos que, a Barbara Steele de jurado junto Álex De la Iglesia y Buttgereit, joder.

-¿Cómo entras tú a trabajar en Sitges?

-De alguna forma más de la mitad de mi vida ha estado vinculada al festival. Ya en el año 91/92 estaba por ahí dando vueltas. Como público ya conocía a Mike y Ángel desde hacía muchísimos años. Con el fanzine también llevaba varios años organizado proyecciones por Barcelona con Jordi Grau, Eugenio Martín y muchísima gente más; también había sido jurado algún año... Y bueno, hacer todas esas cosas tiene su recompensa y llegó mi oportunidad. Me propusieron entrar en el comité de selección y llevar la sección brigadoon y acepté sin pensármelo. Era el mejor trabajo que iba a encontrar en mi vida; poder viajar, ver películas, organizar retrospectivas, coordinar libros, entrevistas... Maravilloso.

-Hablemos ahora de El buque maldito, sus inicios, sus entresijos, cómo surge...

-Tiene un porqué, surge de la necesidad de material escrito. Había muerto el fanzine en España. Había llegado Internet. El papel había sido sustituido por blogs, foros, webs. Era como..."pues vaya situación de carencia que tenemos, no?". A excepción de Amazing Monsters, el Monster World y el 2000 Maníacos que seguía, y poco más. Después de la situación que habíamos tenido de un montón de fanzines, la cosa se había quedado en nada. Y no tengo nada en contra de Internet, que me fascina, pero bueno... me propuse hacer un fanzine a ver qué pasa. Y nada, fue fácil ponerle el nombre de El Buque Maldito, como te comentaba antes, y saqué 50 números que funcionaron muy bien. A partir de ahí la cosa fue a más, creciendo y mejorando muchísimas cosas desde aquellos primeros números. Siempre con el objetivo, por qué no, de reivindicar el cine de terror español e italiano, que también me a marcado; Bava, Ruggero, Sergio Martino, Umberto Lenzi. Y poco a poco, gracias a los colaboradores y sobretodo con constancia para no caer y hacer algo que te lo pases bien. A veces hay épocas que que tienes menos tiempo pero la cosa va saliendo. Sí es verdad que me gustaría sacar más números al año, pero no es posible.

-Sueles sacar dos números al año, ¿no? Uno especial de Sitges y otro normal.

-Correcto. Uno al inicio del año siguiente y otro para el verano que suele coincidir con el Cryptshow Festival que montan Antonio, Susana y compañía. Es bonito presentar el fanzine en el Cryptshow en Julio. Es como... "bueno, ahora sí que ha llegado el verano". Se ha convertido en un ritual estar cada año allí con ellos. Mucha gente que le gusta el fanzine o quiere colaborar, me expone ideas y me gustaría sacar más. Está muy bien cuando logras hacer esa pequeña familia de colaboradores que siempre están ahí animada, que le apetece ser participes y el hecho de ir sacando nuevos números; vender; poder recuperar el dinero; invertirlo en el siguiente, que es vital. Mientras siga funcionando está mecánica yo creo que hay que seguir ahí. Desde que empecé en 2004 hasta ahora 2017, ves que hay nuevos fanzines que te mencionan y te comentan "me animaste a hacer el mío". Y es muy bonito saber que, al igual que, de alguna manera, Zineshock, Xacatrax, 2000 Maníacos, etc. fueron mi fuente de inspiración para decir "coño, voy a hacer un fanzine!"; ahora esta nueva generación te mencioné a ti. Además con fanzines super interesantes como Exhumed Movies, Ceremonia Sangrienta, etc. con una movilidad increíble en todo el país a nivel de fanzines.

-Empezaste con 50 copias, ahora con el número 26 ¿cuántas copias sacas?

-Me muevo casi siempre entre las 150 y 200 copias. 150 es un cifra fija y de algunos números saco 200 e incluso 300, dependiendo de la demanda. Siempre hay mucha demanda por los primeros números, la gente me dice "hostia, a ver si los reeditas", pero nunca les miento y les digo que no. Principalmente por falta de tiempo y por falta de dinero, porque reeditarlos es dinero. Yo ya me puedo dar con un canto en los dientes por invertir en uno, recuperar e invertir en el siguiente. En esos 150-200 me siento bien, 300 cuesta más venderlos. Supongo que si invirtiera más tiempo en buscar contactos con tiendas, distribuidores, etc podría llegar fácilmente. En esas cifras creo que está bien, teniendo en cuenta que estamos en una época donde el papel impreso está de capa caída, no nos vamos a engañar. Las ventas de revistas de cine, incluso de diarios va a menos, las ventas de libros en este país son cifras de chiste. Yo no sé cómo las editoriales siguen editando libros. Yo alucino.

-Es curioso, creo que ahora es cuando más se edita y menos se vende. Se edita todo tipo de títulos pero no los lee nadie. Es un misterio [risas]

-A mi me sorprende. Desde que salgo de mi casa hasta llegar a mi oficina hay fácilmente, una hora y media de transporte público, y es verdad, la gente leyendo es lo mínimo. Ves a la gente con la tablet jugando al Candy Crash, o revisando el Twitter o el Whatsapp, pero ¿leyendo libros?. Espero que lo hagan en su casa. En el metro, antaño en Barcelona, la gente iba con un libro o iba durmiendo. Ahora tampoco duerme porque va con un móvil en la mano.
La gente que hacemos fanzines, está claro que no lo hacemos por dinero, si no por hablar de lo que nos gusta. Osea, coger una portada y poner la portada que a ti te gusta realmente sin tener que dar explicaciones a nadie. Te da la libertad de poner las películas que quieras y las imágenes que quieras, es libertad absoluta. Cuando la imprenta te da los ejemplares, piensas " joder, la portada es maravillosa" (ver claro ejemplo del número 26). Es como tener un nuevo hijo... "venga, otro número más".

-Las contraportadas de El buque maldito siempre han sido impactantes

-Me acuerdo que pusimos una contra muy impactante en el especial que elaboré cuando murió Jesús Franco, con una escena muy escabrosa de sexo extraída de la película Exorcisme. Recuerdo que Domingo López me explicó que un día estando en el metro y una mujer le estaba todo el rato mirando raro... Él no se había percatado e iba leyendo el fanzine tranquilamente hasta que dio la vuelta al fanzine y entendió porqué la mujer le miraba raro [risas].
Reconstrucción de los hechos

-Fernando Abril me comentaba que poner una portada impactante era ley en Zineshock

-Claro, es lo que te permite el fanzine. Tener libertad absoluta.
Ideal para leer en casa de tus suegros

-Otra cosa es destacable de El buque maldito es su apertura a todos los gremios de la industria del fantástico. Me refiero que no te limitas a actores, actrices y directores; sino que incluyes músicos, maquilladores, cartelistas, etc. Estos días repasaba tu entrevista a Claudio Simonetti...

-Todos son partícipes y todos tienen algo que explicar al respecto. Hablando con Antón García Abril, que tiene esas composiciones tan míticas de los templarios de Ossorio, me decía "nosotros estábamos vilipendiados, en los carteles ni salían nuestro nombre nunca. Hacíamos la música y era... hale majo, muchas gracias por hacer la música". Una de las entrevistas más bonitas que hecho estos últimos años fue al cartelista Mac (Macari Gómez Quibus). Me lo pasé genial en su casa hablando con él de la confección de carteles. Es que además, estamos hablando de la primera imagen que tiene el espectador de antaño. Era pasar por un cine, o en un diario, y ver el cartel elaborado por un Montalbán, un Jano o un Mac ; y eso era lo que te inducía a ver o no esa película. Por eso esa labor, como otras que has mencionado, son imprescindibles para todo este cine. Además del director y los actores o actrices hay mucha gente necesaria para materializar una película. Por eso es importante darles voz y charlar con ellos.
Diego López junto a Macari Gómez, Mac
-Después de tanto tiempo siendo tú el entrevistador, ¿cómo llevas ser ahora tú el entrevistado?

-¿Yo?... muy bien. A mi todo lo que sea hablar de cine, podemos estar horas [Risas]. No tengo ningún problema, me lo tomo como un coloquio.

-Me matas de envidia al hacer un repaso a toda la gente del gremio que has entrevistado. Personalidades como: Mojica Marins, Naschy, Piquer Simón, Gordon Lewis, Deodato, Romero, Hideshi Hino, Lamberto Bava, Robert Englund, Kaufman... ¿Quién te queda, te gustaría o te hubiese gustado entrevistar?

Amando de Ossorio Rodríguez
1918-2001
-Hombre, pues me hubiese gustado entrevistar a Amando de Ossorio. Haber podido estar con él y hablar de cine y de cómo hacía todas aquellas películas. La verdad es que me encantaría, pero falleció hace ya muchos años. También a León Klimosvky hubiese sido la mar de interesante. Y bueno, que me quede por entrevistar... a John Carpenter. Sería una persona muy interesante poder conversar sobre cine con Carpenter pero lógicamente, es la persona más agria que hay a día de hoy [Risas]. Estoy muy contento a día de hoy, por todas las personas que he podido conocer, entrevistas e incluso estrechar vínculos. Me quedo con esas charlas y entrevistas divertidas, llenas de anécdotas. Recuerdo estar hablando con Ignasi Ferré de Morbus y me soltase tranquilamente que cuando estuvo en Italia conoció a Pasolini cuando estaba montado Saló... Y piensas "Wow, ¿¿cómo??" Son ese tipo de respuesta que te dejan pasmado en una entrevista y ellos te la cuentan con toda la serenidad del mundo. Así que nada, contento por todo ese trabajo realizado y toda esa gente entrevistada.

-Ya para finalizar, háblame un poco de todas esas proyecciones que has realizado a lo largo de todos estos años.

Era unas actividades muy vinculadas al fanzine también muy bonitas, por toda la gente que logré contactar y organizar esos pases especiales. Era una especie de lugar de encuentro, aquellos sábados en Barcelona. Participó un gran número de directores y cortometrajistas presentando las pelis, gente como Eugenio Martín, Víctor Israel, Sergio Martino, Lamberto Bava, Jack Taylor... Fue muy chulo durante todos esos años, llegó a su fin por razones X pero bueno. Dimos también la oportunidad de dar a conocer al público un montón de películas que no habían visto. También creo que hicimos un gran trabajo de recuperación de cine de género con películas como El Invernadero de Santiago Lapeira.

Recuperar esas películas más desconocidas es un interés que me ha llevado a editar varias de ellas en DVD. Títulos como Terror Caníbal, Las flores del Miedo, Morbus... Probablemente sea una de las cosas que más ilusión me ha hecho, el poder editar todas esas pelis en DVD. Lo comentaba con colegas y me decían " para qué vas editar esas pelis en DVD si no las conoce nadie. Además, ya nadie compra DVD". Y al final ha funcionado. Son tiradas pequeñas, lógicamente, pero ha funcionado. El buscar una buena copia, hacer unos buenos extras que hagan más apetecible la edición... A eso me gustaría dedicar mucho más tiempo y editar muchas más películas, pero es un tema más caro; comprar derechos y todo eso... Y luego hay pelis que no sabes ni dónde ir a buscar o no hay copias de calidad.

-¿Vendes al extranjero?

-Sí, sí. De hecho me sorprende vender el fanzine a gente que no habla castellano ni nada. Me hace gracia. Las pelis sí que han ido funcionado bien fuera; Alemania, Inglaterra, Estados Unidos. La verdad es que han sido pelis que no habían tenido edición. Creo que la única excepción es Terror Caníbal, que sí se había editado pero en un formato plano, sin extras ni nada. Hay logré una entrevista con Julio Pérez Tabernero, material fotográfico, fotocromos... algo que le diera fuerza a la edición, cosa que la gente agradeció y creo que es la peli que más he vendido. La respuesta siempre ha sido buena, quizás alguna crítica con la copia pero bueno "ayudame tú a restaurar un 35mm."

-Bueno Diego, no te robo más tiempo. Muchas gracias por tu paciencia, por tu generosidad y por compartir mesa en el festival.

-A ti, un placer.

Para +información, pedidos del fanzine o películas, visita:
/www.elbuquemaldito.com/




















1 comentario:

  1. Woww’’’’ Amazing Post....Golden Triangle Tours, a superior tour in beautiful Golden Triangle Tour Packages, Tour and Stay is open for booking through Discover Amazing India. Book your well-earned Tour (India) getaway now, in Golden Triangle Tours or another of the luxury accommocations Discover Amazing India offer. One of the finest cultural experience in India along with visit to some of the finest historical monuments and UNESCO World Heritage Sites including the Taj Mahal in Agra,India
    Golden Triangle Tour with Rajasthan
    Golden Triangle Tour with Ranthambore
    Golden Triangle Tour with Udaipur
    Golden Triangle Tour with Varanasi
    Person: - Ranjeet Kumar
    Mobile: - +91- 8266881111
    Mail: - discoveramazingindia@gmail.com
    Website: - www.discoveramazingindia.com

    ResponderEliminar